¿Qué es el botox?

Es el nombre comercial de la toxina botulínica, es una neurotoxina que se infiltra para eliminar arrugas de expresión de forma temporal.

Su empleo en Medicina Estética está orientado a la mejoría temporal de las arrugas de expresión del tercio superior de la cara.

 

¿Cómo funciona?

El médico realiza un reconocimiento del  rostro del paciente, marca las zonas donde infiltrar la toxina botulínica. Limpia la piel, la enfría  y con una aguja fina, infiltra la toxina botulínica en los puntos marcados. El efecto es la atenuación de la contracción de los músculos causantes de las arrugas. La duración del efecto varía de 4 a 6 meses y sus resultados empiezan a ser visible a las 24-48 horas de haber sido infiltrada.

Es una técnica segura, sencilla, eficaz y poco invasiva que carece de efectos secundarios importantes.

 

¿Para quién?

Para todas aquellas pieles que empiezan a sufrir los estragos de la edad. No se deben someter a tratamiento con toxina botulínica los pacientes alérgicos al complejo de la neurotoxina o a sus excipientes o los pacientes con enfermedades neuromusculares. No está aprobado su uso durante el embarazo, lactancia, en menores de 18 años o mayores de 65. También existen ciertos medicamentos que pueden potenciar o disminuir su efecto.

 

Resultados:

  • Reducción de las patas de gallo.
  • Reducción de las arrugas del entrecejo.
  • Reducción de las arrugas de la frente.
  • Elevación de la cola de la ceja.

¿Qué es el botox?

Es el nombre comercial de la toxina botulínica, es una neurotoxina que se infiltra para eliminar arrugas de expresión de forma temporal.

Su empleo en Medicina Estética está orientado a la mejoría temporal de las arrugas de expresión del tercio superior de la cara.

 

¿Cómo funciona?

El médico realiza un reconocimiento del  rostro del paciente, marca las zonas donde infiltrar la toxina botulínica. Limpia la piel, la enfría  y con una aguja fina, infiltra la toxina botulínica en los puntos marcados. El efecto es la atenuación de la contracción de los músculos causantes de las arrugas. La duración del efecto varía de 4 a 6 meses y sus resultados empiezan a ser visible a las 24-48 horas de haber sido infiltrada.

Es una técnica segura, sencilla, eficaz y poco invasiva que carece de efectos secundarios importantes.

 

¿Para quién?

Para todas aquellas pieles que empiezan a sufrir los estragos de la edad. No se deben someter a tratamiento con toxina botulínica los pacientes alérgicos al complejo de la neurotoxina o a sus excipientes o los pacientes con enfermedades neuromusculares. No está aprobado su uso durante el embarazo, lactancia, en menores de 18 años o mayores de 65. También existen ciertos medicamentos que pueden potenciar o disminuir su efecto.

 

Resultados:

  • Reducción de las patas de gallo.
  • Reducción de las arrugas del entrecejo.
  • Reducción de las arrugas de la frente.
  • Elevación de la cola de la ceja.
clinica-estetica-madrid-financiacion-a-medida

SOLICITA TU CITA AHORA

Acepto la protección de datos de LOPD